¿Por qué leo y/o escribo (a veces, cuando me dejan, siempre que el escaso tiempo lo permite)? (I)

Pues ambas cosas las hago desde siempre, desde pequeño, como todos los disparaletras de este mundo. Empecé a leer con el Pumby, eso lo tengo muy claro, porque en mi mente hay flashes bastante definidos de la cara del susodicho felino, con su enorme cascabel colgando del cuello y los rostros de Blanquita y el Profesor Chivete merodeando a su alrededor.

Punto y aparte.

¿Lo ven? De un modo subliminal, la estructura narrativa de ese (en apariencia) inocente divertimento infantil ya contiene la semilla de muchos cuentos pulp de épocas anteriores, la fórmula magistral de la CiFi de los comienzos: héroe valiente e impetuoso, muchachita de buen ver (aunque sea felina) y científico un-poco-loco que los lleva aquí, allá y acullá por medio de sus inventos y descubrimientos. Estaba claro que nos abocaban al frikismo sin que pudiéramos resistirnos a ello. Sí, amiguitos, Pumby fue el primer peldaño de una larga escalera que me conduciría al ghetto de los literariamente indigentes. Por confesar cosas como esta, uno ya no podrá publicar nunca una historia en la que aparezcan seres normales y corrientes viviendo sus aburridas vidas normales y corrientes.

Buaaaaaaaaaaaaa.

(Continuará)

Anuncios

5 comentarios

  1. Home caporalem, malegro de encontrarle bueno y con la salud mental impoluta, aunque creo que si escribiera usté de gente como la que describe pareceríame que fuera novela de marcianos.

    En fin, me verá por aquí de vez en cuando, no todos los días se encuentra uno a un antiguo miembro del comando Maruja te Quiero, sección ewoks.

    saludos.

  2. Hombre, Juan José, el que estoy encantado soy yo de saber que tienes un blog gaditano de los que ya no quedan :)))

    Pos me alegro mazo que te decidas a visitarme; es usted, como siempre, bienvenido por estos lares, faltaría plus….

  3. Es curioso, pero hace como tres días que dejé un mensaje en este post, y por lo que sea la red inmensa e incognoscible se lo ha tragado. Decía yo, dáiraas ha, joer qué borracho estoy, que tiene huevos que el pumbi los cojones sea referente generacional vuensto, nuesttro, digo, y que hayamos acabado escribiendo las cosas raras nuestras con los antencedentres de inocencia pura que compartimos. Pumbi, joer, seamos serios, que no es normal lo de Nubes Negras cuando los dos hemos leído a Pumbi.

  4. Es normal, V., anda que no, que si pudiéramos echarle una mirada al Pumby desde la óptica de ahora seguro que nos encontraríamos con más de un referente de Nubes Negras :))))

    Anclado en el subconsciente, eso sí :))

  5. Muy anclado, digo yo…
    Y profundo, espero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: